Cerro Quemado - Isla San Cristóbal

April 17, 2017

 

 
1.PRIMERAS IMPRESIONES

 

Cuando llegué a la Isla de San Cristóbal el día 17 de Abril de 2017, me comentaron sobre este proyecto y el llamado “Cerro Quemado”. Me informaron en líneas generales sobre su ubicación, su historia, lo que era y para que sirvió; y e incluso tuve la oportunidad de ver algunas fotografías de este cerro que fueron tomadas hace unos 40 años aproximadamente, en las cuales se podía ver su naturaleza, es decir, su flora, su fauna, y su entorno; totalmente natural y en sus alrededores, eso sí, algunas pocas casas de madera en las que vivían los lugareños de la zona.

 

 

Una vez sabido un poco de su historia me fui directamente a visitarlo, y para ello lo hice caminando a lo largo de una carretera que va desde Puerto Baquerizo Moreno, dirección a “La lobería”, hasta que a poco menos de la mitad del camino, a unos minutos siguiendo la carretera, llegué a una especie de mina o cantera. En esos momentos yo no supe que ese era el “Cerro quemado”, ni tampoco pude identificarlo como tal, ya que era completamente distinto a lo que yo había visto en las fotografías que me habían enseñado, y claramente me esperaba otra cosa.

Por lo tanto yo me quedé observando y tomé fotografías de toda la zona, para así comenzar con la investigación del lugar.

 

 

Después de todo esto, y con el paso de los días y tiempo por la Isla, ya supe que toda aquella cantera o mina era lo que se consideraba el cerro quemado, así que me propuse continuar con esta investigación para hacer mis reflexiones acerca de su aprovechamiento en la actualidad.

 

La gente me contó que toda esa cantera surgió con la construcción del aeropuerto de San Cristóbal, que está exactamente al lado del “Cerro Quemado”, el cual utilizaron para extraer todos los materiales naturales para su construcción, quedando tal y como se puede ver hoy en día.

Yo personalmente, no sé los motivos por los cuales tuvieron que dañar el medio natural en el que se encuentra el “Cerro quemado”, pero supongo que como todo en esta vida, y por desgracia para el medio natural, se haría así por problemas económicos y de logística (ya que son Islas que se encuentran a 1000km del continente) y por ese motivo se vieron obligados a utilizar todo ese material de la zona para construir el aeropuerto. Ahora bien, una vez que el aeropuerto ya está hecho y  el

daño causado, se podría pensar esa zona como aprovechamiento para cualquier tipo de actividad y sacarle partido, que es uno de los objetivos de este informe.

Antes de pasar a la reflexión sobre su aprovechamiento, me gustaría recalcar algo más sobre mi opinión personal, acerca del “Cerro Quemado” en la actualidad.

 

 

A simple vista cuando se llega a él por la carretera, da la impresión de ser una antigua zona de excavación que se encuentra totalmente abandonada y sin uso ninguno, por lo que no es una bonita imagen para la Isla, es más, son unas vistas que no encajan en la naturaleza que rodea a toda la zona, es decir, es una zona que afea la vista del lugar y lo empeora visualmente, perdiendo el encanto que tiene de por sí esta Isla, al ser parte del parque natural protegido. Además otro de los símbolos que lo acentúan, son las señales que se pueden observar a la entrada de la cantera (las muestro en la fotografía) en las que advierte sobre las posibles multas por arrojar basura. Al igual que la zona, reflejan un abandono total, por su mal estado y envejecimiento, contribuyendo aún a más a pensar que toda esa zona está completamente abandonada en medio de la Isla.

 

 

2.REFLEXIÓN SOBRE SU APROVECHMIENTO

 

 

En cuanto a mi reflexión personal en cuanto al aprovechamiento de esta zona llamada “Cerro Quemado”, he de decir, que he sacado varios puntos positivos que serían muy importantes tener en cuenta, y son:

  • Cercanía al muelle (turistas que desembarquen a esta Isla desde el resto del archipiélago) y a la ciudad de Puerto Baquerizo Moreno, ya que es de fácil acceso incluso andando, puesto que está a muy pocos minutos.

  • Cercanía con el aeropuerto. Está al lado del aeropuerto, por lo tanto también de fácil acceso para todos los turistas que lleguen a la Isla por el aire.

  • Amplio terreno para poder realizar cualquier tipo de construcción, y además teniendo la posibilidad de extraer la materia prima y muchos de sus materiales para la construcción del mismo lugar, por lo tanto no tendrían que traerse desde el continente.

  • Es accesible por carretera, es decir, se puede transportar a los turistas por medio terrestre (taxis, buses, coches, motos…)

 

 

 

 

Una vez analizados todos los puntos positivos de esta zona, paso con algunas de las ideas que se me ocurren para su aprovechamiento:

  • Una de ellas podría ser la construcción de un hotel grande, como si fuera un resort de lujo, por su cercanía con el aeropuerto y la gran amplitud del terreno, pero un hotel enfocado y construido de forma muy natural, que pareciera formar parte de la propia naturaleza y de la zona, en la que se podría tener todo tipo de servicios.  

 

 

  • Un ejemplo de ello pueden ser estas muestras de la fotografía que adjunto en este documento. Simplemente sería idea original y diferente al resto de hoteles que existen actualmente en la Isla de San Cristóbal.

 

  • Un parque de aventuras, en el que se podría aprovechar sus desniveles de altura, para poner paredes artificiales y ofrecer a los turistas escalada en roca (por supuesto artificial) y además de una zona de escalda, esto podría verse complementado con paquetes de aventura en los que ofertar otras opciones de aventura, como lo puedan ser tiro con arco (en una zona plana); una zona de puentes tibetanos y de madera; e incluso aprovechar las alturas para poder instalar algunas tirolinas que vayan desde la parte más alta a la más baja.

 

 

 

 

 

 

Sé que cualquier de estos proyectos necesitarían lo primero de mucho dinero, pero se podría contar con subvenciones del gobierno. Investigando sobre el “Cerro Quemado” en Internet, encontré un archivo llamado “Borrador de la Declaración de Impacto Ambiental Expost del Área de Libre Aprovechamiento del Cerro Quemado” que estuve ojeando con detalle, y uno de los puntos que más me llamó la atención, a parte, de las numerosas leyes que existen a favor de la protección del medio ambiente (me parece algo fenomenal e imprescindible para mantener estas islas en buenas condiciones), fue un apartado en el que se trata la participación social en la gestión ambiental, la cual se rige en principios de legitimidad y representatividad, definiéndola como un esfuerzo tripartito entre instituciones del Estado; la ciudadanía y el promotor interesado en realizar el proyecto. Por lo tanto aquí estaría la clave para obtener los fondos necesarios.

Además este apartado, hace hincapié en que se debe enfocar la participación social con los procesos de información pública y recolección de criterios y observaciones a:

  • La población en el área de influencia directa del proyecto.

  • Los organismos de control seccional que representan a la población.

  • A la ciudadanía en general, sin perjuicio a todas las personas, grupos y organizaciones de la sociedad civil interesados en la gestión ambiental.

Y por ello, existen diferentes mecanismos para la participación ciudadana y control social entre los que se pueden mencionar:

 

  • Reuniones informativas.

  • Talleres participativos.

  • Centros de Información Pública.

  • Presentación o Audiencia Pública.

  • Publicación en prensa escrita.

  • Foros públicos, mesas de diálogo

     

     

     

     

     

     

     

     

     

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • Trip Advisor Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page

© 2020 by Manuel Andrade